Este nuevo título conquistado por Vélez, ratificó el enorme crecimiento futbolístico del club de Liniers en los últimos años. Desde 1993 hasta la fecha, Vélez se expandió y se acostumbró a las vueltas olímpicas. Detrás de River, que en estos últimos quince años obtuvo 13 títulos (11 de AFA y 2 internacionales) y de Boca, que festejó en ese lapso 18 títulos (7 locales y 11 Copas), Vélez fue el club que mayor cantidad de títulos acumuló en este período: 11 (6 nacionales y 5 internacionales).


Además con la obtención del Clausura 2009, Vélez equiparó a Racing en cantidad de títulos locales: 7. La Academia cosechó en la etapa feliz de Vélez sólo una estrella (Apertura 2001), los otros seis fueron entre 1949 y 1996.


 

En la tabla general histórica del profesionalismo, Vélez pegó un gran salto. Se afianzó en el quinto puesto con 3.380 puntos, detrás de River (4.204), Boca (4.043) Independiente (3.667), San Lorenzo (3.665) y delante de Racing (3.297). El inicio de esta cosecha de éxitos tiene un responsable casi excluyente: Carlos Bianchi, inició la cadena con el Clausura 1993. Hasta entonces el club fundado el 1 de enero de 1910, había salido campeón apenas una vez (Nacional 1968). Ese segundo festejo, con Chilavert, Trotta, Cardozo, Basualdo, Gómez, Bassedas y Asad, entre algunos referentes, se prolongó en casa y afuera, destacándose la Copa Libertadores, en San Pablo, y la Copa Intercontinental, en Tokio, en 1994. Se fue Bianchi y hubo nuevos pilotos campeónes: Piazza, Bielsa, Russo y ahora Gareca.
Las vueltas olímpicas aportaron nuevas camadas de hinchas, lo que ayudó a incrementar la asistencia en sus tribunas y así también creció en la tabla histórica de venta de entradas.
Se reducen los espacios en las vitrinas y aumentan las recaudaciones, y Vélez va dejando de ser el equipo simpático para ser uno de los equipos más grandes e importantes de la Argentina
.

www.000webhost.com